potenciar la innovación comunicación interna

Cómo potenciar la Innovación a través de la Comunicación Interna

Todas o casi todas las organizaciones del mundo quieren potenciar la innovación y para alcanzar este objetivo invierten recursos en nuevas metodologías, tecnologías, entrenamientos, espacios físicos, mobiliarios, etc.

Está perfecto…

Sin embargo suelen desconocer que también necesitan invertir en Comunicación Interna. Este olvido es muy costoso porque sin una buena estrategia de Comunicación Interna es muy difícil que las personas de una organización desarrollen ideas y prácticas innovadoras.

Muy difícil… o directamente imposible.

Por eso los comunicadores tenemos que explicarle a las empresas de qué modo la Comunicación Interna puede ayudarlas a innovar. De hecho nosotros, desde nuestra agencia, desarrollamos una serie de servicios muy concretos y ya apoyamos a muchísimas organizaciones en sus procesos de innovación, trabajando siempre de forma integrada con especialistas (internos o externos) en creatividad, tecnologías disruptivas, transformación digital, metodologías ágiles, etc.

Quiero compartir con vos una serie de acciones concretas que los comunicadores internos podemos proponer y para potenciar la innovación y además presentarte un caso de éxito que llevamos adelante junto a Imagine Creativity Center para Aguas Andinas en Chile.

 

Acciones de Comunicación Interna para Potenciar la Innovación

 

1. DEFINIR QUÉ SIGNIFICA INNOVACIÓN

Si una organización quiere que sus colaboradores sean innovadores, lo primero que tiene que hacer es definir claramente qué entiende por «innovación». Parece un ejercicio simple pero te juro que no lo es. La «innovación» es un concepto muy transitado, nebuloso, subjetivo y siempre surgen tantas definiciones como personas participan en el proceso.

Te cuento algunas de las preguntas que utilizamos como disparadores para coordinar esta dinámica:

  • ¿Innovar es ser creativo?
  • ¿Es crear cosas que no existen?
  • ¿Es soñar con imposibles?
  • ¿Es reinventar productos, servicios o también procesos y metodologías?
  • ¿En qué se diferencia la innovación de una disrupción, actualización, mejora, copia, modificación o cambio?
  • ¿Innovación es pensar diferente? ¿Qué significa eso?
  • ¿La innovación es divergencia, explosión de ideas y post-its o también es pensamiento convergente, rígido y calculador?
  • ¿La innovación tiene que ver con la tecnología?
  • ¿Toda idea nueva es innovadora?

A veces también pedimos que elijan un producto o servicio que consideren innovador y ahí queda evidenciado lo siguiente: lo que es innovador para alguien para otra persona puede no serlo en absoluto (porque, por ejemplo, ya conoce esa idea desde hace mucho tiempo).

Los comunicadores internos tenemos que facilitar y coordinar espacios de conversación para que los miembros de la organización puedan esclarecer de qué hablan cuando hablan de innovación. Porque si no tienen claro el concepto va a ser muy difícil hablar de innovación de forma consistente y unificada.

 

2. PENSAR POR QUÉ SE NECESITA INNOVACIÓN

Un segundo desafío que podemos liderar los comunicadores internos es el de abrir espacios de diálogo para que la organización piense realmente por qué necesita innovación. Encontrar una respuesta consistente al «reason why».

Cuando nosotros coordinamos estos espacios nos encontramos también con muchas ideas divergentes. Por ejemplo, hay quienes consideran que la empresa debe ser innovadora porque:

  • La innovación es el «Santo Grial» que va a venir a solucionar todos los problemas.
  • Si no somos innovadores vamos a desaparecer automáticamente del mercado
  • Es una estrategia de marketing ya que queda muy bien decirle al mercado que somos disruptivos.
  • Es una moda y no te podés quedar afuera.
  • Sirve para captar talento y retenerlo… 

En estos procesos no hay respuestas correctas ni incorrectas. Nosotros siempre buscamos que cada organización, en principio, se escuche a sí misma, descubra los puntos de vista que conviven dentro de un equipo, y luego construya sus propios argumentos

 

3. PROYECTAR CÓMO SE VA A GENERAR INNOVACIÓN

Luego de que una organización define el «qué» y el «para qué», tiene que pensar en el «cómo». Nosotros generamos dinámicas para que los líderes piensen, propongan y elijan la(s) forma(s) en las que va a lograr que la gente «sea innovadora».

Te cuento algunas de las ideas que encontramos cuando coordinamos estos espacios. Algunos creen que la innovación se puede provocar a través de:

  • Competencias internas, concursos de ideas…
  • Eventos internos de tipo Ted X, Hackacom, Paloozas, PechaKucha, Innovation Day…
  • La incorporación de nueva tecnología.
  • Aceleradoras o Incubadoras internas, Funding Boards…
  • Salones creativos con mesa de ping-pong, sillones de muchos colores, piso de goma y frases de Einstein en las paredes…
  • FabLabs, espacios de CoWorking, CoLearning…
  • Capacitación en Design Thinking, Scrum, Sprint, Lego Serius Play, Data Science, Machine Learning, Deep Learning, Inteligencia Artificial, Lean Startup, Design Doing, Método Lombard, Kanba, OKR, Manual Thinking, SmartFail…
  • Incentivos económicos y participación accionaria sobre las nuevas ideas, etc.

En todos estos años descubrimos que cada una de estas propuestas son útiles en algún momento del proceso. En lo personal, estoy convencido de que para potenciar la innovación es necesario que forme parte del ADN, que sea una cultura, una manera de hacer las cosas y que desborde el área de I+D.

 

4. COMUNICAR LA INNOVACIÓN

Para potenciar la innovación es necesario desarrollar un Plan de Comunicación Interna y es fundamental que nosotros le expliquemos a la empresa que no basta con lanzar campañas multimedia con el típico bombillo encendido, o hacer un video con una persona saltando detrás de una explosión de tizas de colores, o usar la tipografía del «Lollapalloza» en el nombre del programa que elijamos, o llenar la empresa (y hasta los baños) con frases bonitas del tipo «¡Animate a pensar por fuera de la Caja!»…

Cuando desarrollamos Planes de Comunicación nosotros nos enfocamos en estos ejes:

  • Comunicar que la organización apuesta realmente por la innovación.
  • Explicar por qué la organización quiere que su gente sea innovadora.
  • Detallar qué entiende la organización por ideas o prácticas innovadoras.
  • Enseñar cuáles van a ser los procesos, herramientas o recursos que va a brindar la organización para generar innovación.
  • Motivar (dar motivos) para que las personas quieran ser innovadoras.
  • Trabajar junto a los líderes para desarrollar prácticas que fomenten la innovación en el día a día.

Desde nuestro Modelo de Comunicación Interna Cocreada © entendemos que si la innovación se transforma solamente en un concurso, un salón colorido o un evento especial, está destinada a fracasar porque se la va a percibir como algo ajeno al trabajo cotidiano y sin ninguna importancia.

Por eso nosotros le proponemos a nuestros clientes que expliquen que la innovación es algo muy serio porque es una herramienta para resolver problemas concretos, reales y relevantes. Esto implica el compromiso de abrirle a su propia gente cuáles son los problemas que enfrentan. La clave es que las organizaciones incorporen a la innovación como cultura y no como producto. Y la comuniquen de forma cocreada con los líderes y evitando todo cliché. 

 

5. COMBATIR LAS IDEAS Y ACTITUDES QUE DESTRUYEN LA INNOVACIÓN

Para potenciar la innovación, los comunicadores internos podemos ayudar a desterrar las ideas que la frenan. Te cuento algunas de las más mortíferas:

a) La innovación es algo de lo que se ocupa únicamente el área de I+D.

b) La innovación es para gente «especial» que se viste con colores, es despeinada y usa gafas de patilla gruesa.

c) La innovación es algo separado del trabajo cotidiano o que solo sucede en eventos especiales.

d) La innovación es una actividad recreativa que se desarrolla cuando tenemos tiempo libre.

e) La innovación es comprar tecnología…

A nosotros nos encanta combatir estos prejuicios destructivas con contraargumentos constructivos. Y también nos encanta combatir las actitudes o acciones de los líderes que atenten contra la innovación.  Si las personas que lideran no son conscientes de sus prácticas, te aseguro que la innovación se transforma en una batalla campal donde cada uno defiende su statu-quo y busca que la periferia jamás se transforme en el centro del ecosistema.

Una forma de avanzar para allanar el terreno es comunicarle a los líderes que dentro de un proceso de innovación es probable que a veces puedan sentirse incómodos porque la gente va saltar por encima de las estructuras clásicas, va a cuestionar la forma en la que siempre se hicieron las cosas, va a importarle nada la historia o tradición de la empresa, va a subestimar las jerarquías clásicas, va a buscar hackear todos los procesos, sectores y áreas y, por sobre todo, va hacer muchas preguntas demoledoras.

 

5. FOMENTAR LA COMUNICACIÓN QUE GENERE INNOVACIÓN

Para potenciar la innovación tenemos que fomentar una comunicación positiva entre las personas. Algunas de las cosas que nosotros hacemos es:

A) Brindar herramientas de comunicación: La innovación es una tarea conjunta, no una acción individual de un iluminado solitario. Para poder innovar, las personas tienen que interactuar, escucharse, respetarse, debatir, ensamblar ideas, remixarl, descartar, elegir, votar, convencer, iterar, avanzar, cumplir… Los comunicadores internos podemos brindar las herramientas necesarias para que las personas puedan llevar adelante estas acciones grupales.  

B) Facilitar la conversación acerca del error: En todo proceso de innovación hay errores y fallas. Por eso los comunicadores podemos brindar herramientas para que las personas puedan hablar acerca de los problemas sin buscar culpables e intentando aprender de los errores. Nosotros desarrollamos una metodología llamada «SmartFail» para alcanzar este objetivo.

C) Abrir espacios de entrenamiento: La innovación requiere formación. Nosotros impulsamos algunas de estas dinámicas y entrenamientos: Design Thinking, Customer Development, Creación de Océanos Azules, Lean Startup, Antifragilidad, Disruptive Innovation, SmartFail, Open Innovation, PechaKucha, Elevator Pitch, GrowthHacking, SharkTank…. Muchos términos en inglés, lo sé. El desafío es que estas herramientas sean aplicables y que no parezca una moda de Silicon Valley o que nos queremos hacer los Trendy-Cool-Hipsters.

D) Generar comunicación externa: La innovación muchas veces necesita que generemos una comunicación efectiva para integrar partners externos, entre los que destaco a) Consumidores, que proponen ideas a través de plataformas de crowthinking y recursos a través de crowdfunding. b) Free-lancers, Free-Riders, Outliers, personas que inventan y crean startups que aceleran la innovación interna.  c) Intraprenuers o EIR (Entrepreneurs in Residence), d) Coo-petitors, competidores que pueden ser colaboradores para ciertos proyectos e) Y por supuesto los actores más clásicos como Universidades, ThinkTanks, Gobierno, Centros de Investigación, etc.

 

Por lo general a los Comunicadores Internos no se los convoca para participar en los procesos de innovación, o cuando se los llama se lo hace pensando únicamente en que cumplan tareas de difusión. Nosotros tenemos que demostrar que podemos ser partners de estos proyectos desde su misma génesis y que podemos colaborar en cada una de las fases de este proceso. 

 

Caso Aguas Andinas de Chile

Te quiero compartir un caso que desarrollamos con Imagine Creativity Center para Aguas Andinas en Chile y cuyo fin era, justamente, potenciar la innovación. Estos fueron los ejes principales de acción:

 

1. EQUIPOS: Armamos grupos donde participaron empleados de la empresa y además personas externas. Hibridamos innovación de ambos mundos. Las personas que conformaban cada grupo no se conocían previamente. Tampoco eran hiper especialistas en el desafío que tenían que resolver. Justamente se buscaban ideas nuevas, con visiones outsider.

2. OBJETIVOS: Los grupos, 3 de 3 personas, no trabajaron en el vacío sino a partir de desafíos concretos que se definieron previamente en Aguas Andinas y que se comunicaron con total transparencia. La innovación siempre debe partir de una situación problemática, de algo que no está bien, que pica o duele.

3. TIEMPO Y LUGAR: Trabajamos durante 1 semana en diferentes ciudades de Chile: Santiago, Castro (Chiloé), Puerto Varas… El movimiento potencia la acción. Las jornadas comenzaban 8am y terminaban 12pm. Se dormía poco. Como dice Xavi Verdaguer, “dormir está sobrevalorado”.

4. FASES: Trabajamos con 4 fases: repensar los problemas, idear soluciones, desarrollar prototipos y comunicarlo. Cada fase con fecha de inicio y final. Cada fase con mentores especializados. Por ejemplo, para el prototipado fuimos a trabajar al AguasLab, un espacio de innovación que Aguas Andinas tiene en el Centro de Innovación Anacleto Angelini de la Universidad Católica. Tremendo edificio diseñado por el crack de Alejandro Aravena. En ese mismo espacio interactuamos con la Universidad y utilizamos su FabLab para desarrollar los prototipos de los proyectos que los necesitaban.

5. PRESENTACIÓN: Los 3 proyectos finales se presentaron en Aguas Andinas y allí un grupo de líderes de la compañía eligió un ganador. El resto de los proyectos no “perdieron”, sino que van a ser repensados para implementarlos en el futuro. Idea interesante: el manager se convierte en inversor, padrino, socio.

 

Para finalizar, te comparto un video y unas fotos de todo este proyecto… 

 

 

Potenciar la innovacion comunicacion interna 1

Potenciar la innovacion comunicacion interna 2

 

 


COMUNICACIÓN INSTAGRAM

EBOOKS COMUNICACION FORMANCHUK